Un nuevo sistema de elección de diputados. Aspectos esenciales

Poder Ciudadano ¡Ya! se ha abocado a analizar de lleno el mecanismo de elección de diputados en Costa Rica y lo hemos complementado con algunos aspectos del funcionamiento de la Asamblea, que consideramos medulares para que la propuesta que elaboramos dé los mejores resultados en términos de mejorar la transparencia y la calidad, tanto de los representantes que llegan al Congreso como de su capacidad representativa. Para concretar nuestra propuesta sería necesario reformar los artículos 106, 107, 116 y 117 de la Constitución Política y probablemente implicará también reformas a la legislación electoral.

Con base en el estudio de doctrina especializada en el tema de diseño de sistemas electorales, PODER CIUDADANO ¡YA! considera que la reforma al modelo de elección de diputados debe ofrecer al menos los siguientes elementos:

1. Asegurar un parlamento representativo y proporcional.
2. Promover la cultura y la participación ciudadana en el proceso electoral y en el control político.
3. Fomentar la percepción de legitimidad del Poder Legislativo.
4. Coadyuvar a la estabilidad y eficacia del Gobierno.
5. Dar impulso a un sistema que promueva rendición de cuentas por parte del Parlamento, del Gobierno y sus representantes al mayor nivel posible.

Después de estudiar varios sistemas electorales que existen en el mundo, PODER CIUDADANO YA propone transformar el sistema costarricense de elección por listas cerradas en un SISTEMA MIXTO PROPORCIONAL (SMP), basado en el modelo instaurado en Alemania en 1949 y en Nueva Zelanda en 1994, pero con matices que consideramos apropiados para la realidad costarricense y que enunciamos supra en el apartado B. Este modelo ofrecería o al menos fomentaría fuertemente los elementos esenciales deseables en un modelo electoral, citados arriba.

En un Sistema Mixto Proporcional el Parlamento se constituye con diputados que son electos por dos vías: un grupo por elección directa por distrito electoral y otro por medio de una lista nacional cerrada propuesta por su partido. El primer voto es directo y salvaguarda el concepto de representatividad; el segundo voto es por lista nacional y permite una distribución proporcional de escaños en el total de la Asamblea. Es decir, tiene la virtud de ofrecer una alta representatividad y un mecanismo correctivo de proporcionalidad. Esto queda claro en “Nuestra Propuesta” . Conózcala y analícela.

top