Se trata de representatividad

El cambio en el método de elección de diputados busca renovar nuestro sistema político:  hacerlo más representativo; bajo un sistema de VotoMixto muy diferente al actual.  Aún así, unos ven sólo la cantidad de diputados.  Para ellos, desde Poder Ciudadano Ya, creadores de la iniciativa, explicamos el aumento:

  1. Sentido común: Costa Rica es hoy muy diferente a la de 1949.  Somos 5 millones y en el 49, menos de 1 millón. Diversificamos la economía.  Los problemas país son más y muy diversos.  Eso genera más carga de trabajo y lo natural, es que haya más diputados que la atiendan.
  1. Comparación con otros países de población similar o vecinos: Veamos el número de diputados:  Uruguay, 99 y 30 senadores.  Panamá, 71.  Croacia, 151.  Nueva Zelanda, 120.  Dinamarca, 179.   El Salvador, 84.  Ellos probablemente sí se basaron en criterios técnicos.  Es claro que tenemos un congreso pequeño y con una fuerte carga por diputado.
  1. Representación directa: Por esa mayor carga de trabajo, los diputados requieren más asesores que los cubran en las 5 comisiones promedio en que participan.  Así, más allá de la falta de representatividad de las listas cerradas, este cuerpo de asesores, escogido en su mayoría por los diputados, lo conocemos aún menos y es quien en muchos casos estudia, redacta y sugiere aprobar o rechazar proyectos de ley. Eso termina de diluir la representación en la Asamblea Legislativa (AL).
  1. Costo de oportunidad: Hoy nos toma en promedio 575 días aprobar una ley (El Financiero, Abril 2018).  Pensemos en cuál es el costo para el país de no aprobar las leyes en un plazo mucho menor con mayor músculo político en el congreso.
  1. Aspectos históricos: En 1949, los constituyentes redactaron una cláusula de ajuste del tamaño de la AL.  106: “La Asamblea se compone de cuarenta y cinco Diputados; sin embargo, cuando la población pase de un millón trescientos cincuenta mil habitantes, se elegirá un nuevo Diputado por cada treinta mil..”.  Nótese que dice 45 diputados, el cambio a 57 se hizo en 1961.  Si el artículo siguiera igual, serían hoy 166!
  1. El Sistema Mixto Proporcional sugerido: Bajo el SMP, la cantidad de diputados electos directamente en los Distritos Electorales (DE), debe ser igual a la de diputados nacionales. Esto implica: a) Si los DE se hacen muy grandes, menos diputados, pero el perfil socio-económico de los electores en ellos será difuso: realidades y retos distintos, que un mismo diputado no podrá manejar bien.  Eso pasa hoy con la división provincial. b) Si los DE fueran muy pequeños, más representatividad, pero hacemos muy grande la AL. Es necesario un balance y eso nos lleva a más de 100 diputados.
  1. Aspectos técnicos: La ingeniería constitucional existe, no es olfato ni tanteo. Por ejemplo, una investigación conjunta de las Universidades de Chicago y Toulouse se basó en la cantidad y densidad de población y el nivel de desarrollo socioeconómico en Costa Rica, y sugiere 114 diputados.
  1. Pluralidad: Simulaciones realizadas por Poder Ciudadano Ya!, demuestran que bajo el SMP se protege la pluralidad que el pueblo ha querido en el congreso los últimos 30 años.
  1. Conveniencia matemática: 84 es un número de diputados divisible entre 3.  Algo clave para el control de quórum, orden del día, votaciones y todo tipo de acuerdos en nuestro Reglamento de AL vigente.
  1. Eficiencia Financiera: Tal y como explicaremos en otro artículo, si mantenemos la cantidad de asesores y funcionarios legislativos igual a la de hoy y aumentamos únicamente el número de diputados a 84, el impacto de ese aumento en el costo de las remuneraciones de la AL es de apenas 4 puntos porcentuales con respecto al total de la planilla. ¡Un costo muy bajo si consideramos que estamos aumentando en casi un 50 la capacidad de trabajo de los diputados!
  1. La forma de ser del costarricense: Si bajo criterios técnicos e históricos, llegamos a cantidades mayores a 100 escaños, ¿por qué no dar ese salto?  Porque los costarricenses no somos así:  nos gusta ir poco a poco, aprender haciendo. Ya el cambio que tendremos al pasar al SMP es bastante grande, como para duplicar también el tamaño de la AL.

Coincidimos con quienes no quieren más diputados, electos bajo el sistema de listas cerradas de hoy.  El Proyecto de Ley 20127, sin embargo, cambia radicalmente esas reglas de reclutamiento, selección, control y evaluación de diputados.  No es lo mismo.  Discutamos el tema.  Se trata de representatividad.

Alberto Borbón Castro, presidente Asociación Poder Ciudadano ¡Ya!

top