¿Cómo lo haremos?

¿Cómo lo hacemos?Poder Ciudadano ¡Ya! nació como una iniciativa ciudadana que propone la renovación de la Asamblea Legislativa de Costa Rica. Nuestro sistema actual, por lista cerrada provincial, es un mandato de la Constitución y por tanto nuestra propuesta requiere reformarla.

Para reformar la Constitución Política hay varias alternativas:

  1. Mediante propuesta de al menos diez diputados. El proyecto debe ser acogido por al menos diez diputados y debe ser aprobado por mayoría calificada (38 votos) en dos legislaturas (dos años) consecutivas. Después de conseguir el apoyo y la firma de 14 diputados de las 5 fracciones más importantes representadas en el Congreso, el pasado 18 de octubre entregamos el proyecto de ley a la Secretaría del Directorio Legislativo para su curso. Lea aquí el Proyecto de ley PCY Exp.20,127.
  2. Mediante un Referendo. Un referendo de reforma parcial de la Constitución puede ser convocado por al menos cinco por ciento (5%) de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral; por la Asamblea Legislativa mediante la aprobación de dos terceras parate del total de sus miembros, o por el Poder Ejecutivo junto con la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de la Asamblea Legislativa (29 votos). Si la Asamblea no aprueba la propuesta presidencial de convocatoria a referendo, se archiva. El referendo únicamente podrá realizarse después de que el proyecto de reforma haya sido aprobado en la primera legislatura y antes de la segunda, de conformidad con el inciso 8) del artículo 195 de la Constitución Política. De lo anterior queda claro que la reforma constitucional establecida así en la Ley de Referéndum Nº 8492 y sus leyes conexas, se diseñó de forma muy agravada, por lo que este camino se nos presenta como el más difícil de seguir.
  3. Por medio de la Ley de Iniciativa Popular. La Ley de Iniciativa Popular permite a los ciudadanos presentar proyectos de Ley a la Asamblea Legislativa siempre que vengan acompañados de un número de firmas equivalente al  5% del padrón electoral, que en nuestro caso son poco más de 150,000. Esta alternativa supone un esfuerzo importante de comunicación en tiempo y en recursos, con el fin de interesar al electorado en el tema  y, además, de logística para recoger las firmas. Tiene sin embargo la gran ventaja de que la iniciativa permanece en manos de la sociedad civil por suficiente tiempo como para generar presión en los diputados una vez que el proyecto sea presentado. Poder Ciudadano ¡Ya!  piensa que esta alternativa tendrá un efecto demostrativo importante, ya que los ciudadanos podremos ejercer nuestro poder para participar en la construcción de las soluciones para el país y que es la que tiene mayor probabilidad de éxito, Todo dependerá de la fuerza con que los grupos de la sociedad civil decidan acoger el proyecto.  El camino de la Iniciativa popular
top