¿5 años de período presidencial? ¡No, gracias! Randall Arias

Opinión en CRHoy Mayo 31, 2016

http://www.crhoy.com/5-anos-de-periodo-presidencial-no-gracias/opinion/

Varios diputados proponen ampliar a cinco años el período de gobierno de la Presidencia, Diputaciones y Alcaldías, para que así tengan más tiempo para realizar sus obras.

Tiene algún sentido, pero no, gracias. Si soportar un gobierno malo durante cuatro años es un suplicio, aumentar el castigo a cinco sería ingrato.

Es cierto que para realizar obras de largo plazo se requiere de un período superior al cuatrienio, pero aumentarlo un año no resolvería mayor cosa. El nadadito de perro actual continuará, porque no se modifican los temas de fondo, como la baja calidad de la representación política y el diseño institucional enmarañado.

Sería mejor permitir la reelección inmediata para Presidente y Diputados, y no continuar con el sinsentido actual de la reelección por períodos alternos y no consecutivos. De esta forma, se castigaría o se premiaría inmediatamente a una buena Presidencia o labor parlamentaria. Si lo hacen bien, tendrían ya no solo un año más de gobierno, sino cuatro más, para un total de ocho años en el poder. Pero también permitiría castigar, pronto, a un mal gobierno.

En el caso de la Presidencia, la reforma es sencilla: basta solo con permitir la reelección inmediata, pero limitada a un único período adicional (no más de ocho años en total, como en los Estados Unidos).

Para las Diputaciones, la reforma es más compleja. Además de permitir la reelección inmediata, se requiere mejorar la representatividad con una selección más directa de las candidaturas al Parlamento. La clave consiste en desbloquear las listas cerradas, pudiendo votar por personas específicas, sin importar el orden pre-establecido por los Partidos Políticos.

Así, no se votaría como ahora por una sola lista bloqueada con candidaturas buenas y malas que premia a los primeros lugares, al margen de su calidad y/o apoyo popular.

Sin esta reforma, permitir la reelección parlamentaria consecutiva no contribuiría a mejorar la representación, la rendición de cuentas y el premio o castigo, según la buena o mala labor. Es necesario crear la carrera parlamentaria, para aprovechar la experiencia de quienes realizan una buena función, la cual sería evaluada de forma inmediata por los votantes.

Para las Alcaldías, como hoy sí existe reelección, solo debería limitarse la cantidad de veces que pueden ser reelectos a un máximo dos, pudiendo estar hasta 12 años en la Alcaldía. Esta regla debería ser igual para las Diputaciones.

Finalmente, si se aprobara la reforma propuesta, con períodos de cinco años para la Presidencia y Alcaldías (excluyendo las Diputaciones), se debería incorporar el referéndum revocatorio a mitad del período. Así no tendríamos que sufrir un mal gobierno, nacional o local, durante 5 años.

Y no olvidemos que la falta de capacidad para gobernar y de liderazgo político no se resuelven con leyes.

top